La Agencia Catalana del Agua pone al alcance de todos sus usuarios mecanismos para que las comunicaciones sean lo más fluidas, rápidas y transparentes posibles.